Envíos gratis a partir de $150,000 COP.

DIY mascarillas caseras: un completo NO

Por: @akasa.skincare

Durante esta cuarentena hemos sido testigos que la influencia tan grande que aún siguen teniendo las mascarillas caseras, sobre todo en las redes sociales. Cada vez que entraba a mi blog en Instagram encontraba mensajes nuevos de seguidores que me compartían alguna mascarilla casera que veían de muchísimos influencers e incluso de personal de la salud. Pero ¿realmente es bueno aplicarnos mascarillas hechas en casa en nuestro rostro?

Quiero contarles un poco algunas razones por las cuales no es aconsejable realizar esto en casa y mucho menos utilizar ingredientes de cocina para nuestra piel del rostro.

Primero que todo tenemos que tener en cuenta que cuando realizamos este tipo de mascarilla el efecto que vemos es simplemente un placebo, es decir produce un efecto terapéutico, pero no va más allá en la salud de nuestra piel. Si bien veremos una diferencia esta será muy momentánea.

Al mismo tiempo cuando realizamos mascarillas caseras no contamos con el mínimo protocolo de higiene y esterilización que se maneja en un laboratorio cosmético, por ende pondremos en peligro la salud de nuestra piel exponiéndola a distintos factores que podrían generar infecciones.

Por otro lado, como consumidores no tenemos el conocimiento profesional de la genética completa de los ingredientes. Esto quiere decir que a ciencia cierta no conocemos el volumen, la concentración o manipulación de los ingredientes para poder aprovechar sus activos y que nuestra piel los pueda absorber, simplemente aplicamos y ya. El producto permanece en las capas externas de la piel. Además, por algo existen y funcionan laboratorios cosméticos alrededor del mundo para que nosotros podamos aprovechar todos los extractos de manera correcta.

Infinitas veces cuando veo una mascarilla casera hay ciertos ingredientes repetitivos que de una u otra manera son peligrosos para la piel y que en definitiva debemos evitar a toda costa porque tienden a afectar nuestro PH que debe estar entre 4.5-5.5 aproximadamente, pero utilizando ingredientes ácidos como el vinagre de manzana o limón y otros muy alcalinos como el bicarbonato de sodio lo que vamos es a afectar notablemente la barrera cutánea de nuestra piel trayendo consigo hipersensibilidad y otras condiciones.

En el caso del huevo, al no estar cocinado, hace que sometamos a nuestra piel a una exposición peligrosa de posibles infecciones por este elemento. Y ni se diga cuando utilizamos azúcar. Este elemento muy común en las DIY MASKS que vemos en Instagram, Facebook o youtube, es uno de los elementos más abrasivos en cuestión de características físicas puesto que sus gránulos son desiguales y al ser de este modo podrá ocasionar microfisuras en la piel y producir problemas de hiperpigmentación o envejecimiento prematuro. Y así hay millones de factores como ingredientes abrasivos, irritantes, antihigiénicos y hasta peligrosos por eso es mejor evitar.

Por último y no menos importante en el mundo de las redes sociales encontraremos muchísima información, pero somos nosotros los encargados de saber qué vamos a consumir. Investiga, indaga y cuestiónate siempre que veas algo, pero sobre todo antes de realizar un tutorial primero piensa en las posibles consecuencias para tu salud que esto pueda tener. Y, sobre todo, recuerda que nuestra piel no debe ser elemento con el que podamos experimentar.

Leave a Reply

Abrir chat